Del merecimiento del hijo al progreso del Mexicano.

El Mexicano es privilegiado por la naturaleza. Lo somos, somos privilegiados y bendecidos y eso mismo parece que nos ha hecho enajenarnos de lo que merecemos y somos (ser no es poseer ni saber). Acaso merece más usted que ha sido bendecido más que aquel otro desfavorecido. El campesino, obrero o la ama de casa merecen lo mismo que el abogado, ingeniero, empresario o hijo de grandes idolos. Pero a misma sintonia parece que uno no quiere gobernar y el otro no quiere ser gobernado. ¿Por que no gobernamos dando el ejemplo con el trabajo? ¿Y por que no trabajamos dando el ejemplo con el gobierno?.
Progreso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cómo cerrar sesión en todos los dispositivos de Instagram?

Chris Rock no aparece desde la broma en los Oscares a Jada Smith!!

Nissan March 2020 VS Chevrolet Spark 2020